Noticias

22/02/2019 - 10:31 General
Misión Compartida, San Juan de Dios

Hoy ha tenido lugar el IV Encuentro en Misión Compartida de la Provincia Bética, organizado por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y que ha tenido por lema “Compartir es crecer”. El Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos ha sido el encargado de acoger este encuentro que, como señala Isidoro Santiago O.H., responsable de este grupo de trabajo, tiene como objetivo “seguir profundizando -Hermanos y colaboradores- en lo nuclear de nuestra Misión Hospitalaria y el Carisma expresado según el espíritu de San Juan de Dios. Incidir en la espiritualidad de nuestro Fundador, en su modelo de atención y opción por los más débiles”.

Esta jornada, que ha reunido a más de un centenar de asistentes, ha sido presentada por el superior del centro madrileño, Casimiro Dueñas O.H., quien ha mostrado su agradecimiento y orgullo de poder acoger este encuentro y ha subrayado la importancia de la unión entre todos por compartir y difundir la labor de San Juan de Dios.

También ha contado con la presencia en la mesa inaugural del delegado del General para España, Juan José Ávila O.H., quien ha animado a todos los asistentes a seguir en este camino tan gratificante de Oración, de Carisma y de Hospitalidad, garantes de la continuidad de la Orden Hospitalaria.

El Hermano Superior de la Provincia Bética, José Antonio Soria, quien dio por inaugurado el encuentro, fue firme al afirmar que “lo que sustenta y da vida a esa misión compartida es la espiritualidad hospitalaria vivida por los laicos y laicas, que junto a los hermanos, desde su fe, comparten el Carisma Hospitalario y la Espiritualidad juandediana”. “Hoy vemos que muchos laicos, entre ellos los que hoy os encontráis aquí, realizan su vocación compartiendo con los hermanos y con otros colaboradores no solo tareas sino también carisma, es decir espiritualidad y modo de proceder. Y desde el respeto a la diversidad de personas que trabajan y colaboran con nosotros, la Orden Hospitalaria quiere generar espacios de formación, oración y acompañamiento que son para muchas personas una oportunidad de descubrir y desarrollar el camino de su vocación cristiana en el Carisma de la Hospitalidad”.

Durante su intervención, no quiso olvidar que el pasado día 1 de Febrero, los Hermanos Capitulares junto a un grupo de Colaboradores, “fuimos recibidos en audiencia privada por el Papa Francisco”, quien les habló, entre otros temas, de Misión Compartida.

“Misión Compartida. Esto es una verdadera urgencia, y no solo porque atraviesan momentos de escasez de vocaciones, sino porque nuestros carismas son dones para toda la Iglesia y para el mundo. Más allá del número y de la edad, el Espíritu suscita siempre una renovada fecundidad que pasa por un adecuado discernimiento e incrementa la formación conjunta, de tal forma que religiosos y laicos tengan un corazón misionero que salta de gozo al experimentar la salvación de Cristo, y la comparte como consuelo y compasión, corriendo el riesgo de ensuciarse en el lodo del camino (cf. Evangelii gaudium, 45).

Os animo a cuidar su propia formación, y a no dejar de formar a los laicos en el carisma, la espiritualidad y la misión de la hospitalidad cristiana, para que también ellos tengan un cálido sentido de pertenencia y en sus obras nunca falte el testimonio de la espiritualidad que alimento la vida de San Juan de Dios.

Queridos hermanos: Lleven la compasión y misericordia de Jesús a los enfermos y a los más necesitados. Salgan de ustedes mismos, de sus limitaciones, de sus problemas y dificultades, para unirse a los demás en una caravana de solidaridad. Que sus jóvenes profeticen y sus ancianos no dejen de soñar” (cf. Jl 3,1).

Este IV Encuentro Provincial en Misión Compartida se ha caracterizado por la ilusión de todos, el trabajo en equipo y la solidaridad. Además, este año el tema central ha estado en la participación de responsables de otros Institutos religiosos y la propia CONFER, quienes han compartido con la Orden Hospitalaria su recorrido en Misión Compartida.