Noticias

08/03/2017 - 09:33 General

A través de testimonios en primera persona de hermanos y profesionales que comparten su día a día, abordan cuestiones como la vocación religiosa, el cumplimiento de los votos o su aportación a labor con las personas que sufren situaciones de vulnerabilidad

La campaña pretende dar a conocer la labor social y asistencial que realizan desde su profesión religiosa y llegar a aquellos que sientan la llamada de Cristo, para invitarlos a seguirlo desde la hospitalidad

Los hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios han lanzado hoy, 8 de marzo, festividad del Fundador, la campaña audiovisual #SerHermano, con la que pretenden darse a conocer a la sociedad y llegar hasta aquellas personas que, sintiendo la vocación religiosa, pueden ver en la Orden una manera de vivir la fe ayudando a personas sin recursos y enfermos.

Muchas personas conocen los centros de la Orden, ya sea por sus hospitales médico-quirúrgicos, por sus centros dedicados a la salud mental y a la discapacidad, por sus dispositivos sociales o sus residencias para mayores. Sin embargo, no siempre se conoce la labor que los hermanos, garantes de la transmisión de la hospitalidad, realizan en estos centros.

Qué significa ser hermano de San Juan de Dios es el primero de los vídeos que lanzan hoy, inaugurando la campaña #SerHermano con motivo de la celebración del día de San Juan de Dios. Cómo es el día a día de la comunidad, a qué se dedican, qué votos profesan, cuáles son sus carreras profesionales, si se encuentran solos en el camino o qué significa el carisma hospitalario son algunas de las preguntas que los hermanos de san Juan de Dios contestan en el resto de vídeos que, próximamente, estarán disponibles en Facebook y Twitter así como en la web.

A través de una serie de vídeos, los hermanos desgranan preguntas que muchas personas pueden hacerse, así como intentan despejar las dudas que pueden surgir a aquel que se pueda estar planteando entrar en la vida religiosa. Cómo discernir la vocación, el tipo de vida o la congregación a la que entrar a formar parte, en qué punto de sus vidas ellos consideraron ser hermanos de San Juan de Dios, qué formación es la que hay que pasar hasta hacer la profesión solemne y cuáles son los valores que, como miembro de la familia hospitalaria, llevan a gala, son preguntas a las que ellos mismos le dan respuesta.

Los hermanos se han acompañado de colaboradores, es decir, trabajadores y voluntarios que desarrollan su actividad profesional o su labor altruista muy cerca de ellos y conforme a los valores y la misión de la Orden Hospitalaria. Ellos ofrecen también su visión acerca de cómo ven la vida de los hermanos, si entienden que ese modelo de vida puede llenarles de felicidad, cómo trabajan, cómo se relacionan con las personas laicas que colaboran de alguna manera con su acción sanitaria o social, etc.

Cinco siglos de hospitalidad

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una institución religiosa con casi 500 años de historia. Granada fue el escenario en el que Juan Ciudad inició la labor de atender social y sanitariamente a las personas sin recursos, a aquellos que no tenían hogar o, aun teniéndolo, eran demasiado pobres y necesitaban su ayuda.

A lo largo de estos casi ciclo siglos, La Orden se ha expandido desde Granada a toda España, al continente europeo y de ahí hasta África, América, Asia y Oceanía. Hoy San Juan de Dios está presente en todo el mundo, en 55 países, a través de casi 300 obras y cuenta con 1.177 hermanos.