El psicólogo clínico Juan Jesús Muñoz García participa en las 20 Jornadas Nacionales de Patología Dual

Fecha: 
23/04/18
Categoria: 
General
Foto: 
Juan Jesús Muñoz García

“Si nuestro sistema penitenciario tiene un carácter rehabilitador y de reinserción, ha de realizarse un planteamiento dirigido a minimizar la presencia de la patología dual”. Juan Jesús Muñoz García, psicólogo clínico y coordinador de Rehabilitación del Área de Salud Mental del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid), ha hecho esta afirmación durante las 20 Jornadas Nacionales de Patología Dual, organizadas recientemente por la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD). “El sistema penitenciario parte de unos principios loables, pero cuenta con unos medios muy limitados que dificultan la reinserción”, ha comentado.

La patología dual alude a la simultaneidad de una adicción a sustancias psicoactivas junto con un trastorno mental. Juan Jesús Muñoz García ha participado en el foro de debate ‘¿Tienen todos los reclusos patología dual?’, junto a Carlos González Navajas, psiquiatra de los centros penitenciarios de Soto del Real y de Aranjuez, y Fabio Sternberg, de la Federación Europea de Sanidad Penitenciaria.

El especialista del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos ha centrado su intervención en los aspectos globales de la incidencia de la patología dual en prisiones. Mientras que los estudios norteamericanos señalan una prevalencia de enfermedades mentales de entre el 46 y el 88 por ciento en la población reclusa, en Europa se manejan rangos inferiores, de entre el 37 y el 57 por ciento. “En ambos casos hay una alta presencia de trastornos mentales en reclusos y en lo que sí coinciden los estudios es en la elevada presencia de consumo de sustancias psicoactivas, que aparece en más de la mitad de los presos”, detalla Juan Jesús Muñoz García.

No obstante, el psicólogo clínico señala que “no hay demasiados estudios centrados en el concepto de la patología dual. Los datos en otros países europeos oscilan entre el 20,9 por ciento de Italia y el 26,3 por ciento de Francia, mientras que algún estudio en España habla de en torno al 35 por ciento”.

Respecto a los trastornos mentales más presentes en el colectivo de personas recluidas, el especialista destaca los trastornos de la personalidad, los trastornos del estado de ánimo y los trastornos psicóticos. Por otro lado, los patrones predominantes de adicción a sustancias suelen ser el policonsumo y la dependencia al alcohol.

Programas terapéuticos específicos

Juan Jesús Muñoz García también se ha referido a los internamientos en centros psiquiátricos de personas que han cometido un delito y que pueden padecer patología dual: “No es excepcional que un caso relativamente similar acabe en la cárcel o en un centro psiquiátrico sin que existan unos determinantes claros que condicionen esa decisión”. Ha añadido que “tampoco es infrecuente que tras el cumplimiento de parte de una pena o, incluso, tras cumplir una pena íntegra en un centro penitenciario (convencional o psiquiátrico), se autorice el ingreso en un centro psiquiátrico, en función de la patología mental y su pronóstico”.

El psicólogo clínico ha señalado que, en la mayoría de estos casos, “no hay presencia actual de patología dual”, aunque es habitual que “haya supuesto un problema en el pasado”. No obstante, ha destacado que “el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos dispone de programas terapéuticos específicos encaminados al abordaje integral de la patología dual, dentro de un ambicioso proyecto que ha minimizado la prevalencia del consumo de sustancias en la población psiquiátrica ingresada”.